Recetas y Maridajes

La combinación de un plato y un vino es un maridaje: si funciona, hace que cada uno mejore en presencia del otro, y sea mejor tomarlos juntos que por separado. Es el arte de combinar ambos con el objetivo de lograr una sinergia de aromas, sabores, texturas y -por qué no- incluso colores. Hay algunas recomendaciones generales que se aconsejan a continuación, siempre teniendo en cuenta que los maridajes son cuestión de gustos, y cada uno puede adaptarlo o probar otras combinaciones.

 

Orden de los vinos:

Blancos y rosados ligeros > rosados y tintos jóvenes > tintos y blancos crianza o reserva > dulces

 

Vino blanco con:

  • Pescado: lenguado, lubina, rodaballo…
  • Mariscos y crustáceos: gambas, mejillones, langosta, ostras, vieiras…
  • Carnes blancas: conejo, o aves como pollo, gallina, pavo…
  • Aperitivos y entrantes

 

Vino rosado con:

  • Arroces, verduras cocinadas, entrantes
  • Charcutería y barbacoa: costillas de cerdo marinadas, salchichas de cordero picante, butifarra…
  • Salmón a la parrilla, puré de zanahoria…

 

Vino tinto con:

  • Carnes rojas: buey, entrecot, filete, solomillo, hamburguesa, steak tartar…
  • Cordero: pierna, paletilla…
  • Casquería, asaduras: riñones, hígado de ternera…
  • Caza: jabalí, ciervo, faisán
  • Guisos: cocido, estofado de ternera, guiso de cordero…

 

Vinos ecológicos con:

  • Pasta, carnes (ecológico barrica) y guisos
  • Entrantes y aperitivos

 

Alimentos que NO se recomienda tomar con vino:

  • Vinagretas
  • Hortalizas y vegetales crudos
  • Ajo
  • Alcachofa, endivia, puerros y espinacas
  • Pomelo

 

Combinaciones que NO se aconsejan:

  • Vino tinto tánico con pescado o crustáceos. Los tintos ligeros sí pueden maridar con productos del mar, pero la carne del pescado da un gusto metálico a los taninos
  • Blanco seco con postre dulce.