Comunicado Oficial

Comunicado Oficial de Bodegas Castaño

El pasado fin de semana se detuvo a una pareja de Elche por tratar de vender 20.000 botellas de vino no apto para el consumo bajo la marca ‘Señorío de Castaño’. La pareja trataba de comercializar el vino haciendo creer que era un producto de Bodegas Castaño, perteneciente a la DOP Yecla.

Yecla, 4 de junio 2018.

El pasado domingo se publicó en diversos medios de comunicación una noticia sobre una pareja de Elche que trató de vender 20.000 botellas de vino reserva de ‘una conocida bodega de Yecla’ que luego resultó ser no apto para el consumo. Un vecino de San Vicente del Raspeig compró 10.000 botellas y al abrir algunas de ellas, detectó que estaban en mal estado y trató de devolverlas. Su denuncia es la que ha destapado el caso en los medios de comunicación.

El seguimiento a través de la página web desde la que se ofertaba el vino llevó a la Guardia Civil a un taller de reparación y venta de vehículos, donde encontraron hasta 20.000 botellas almacenadas en cajas de 3, 6 y 12 botellas, junto a residuos de varios vehículos. La Guardia Civil de San Vicente investiga a un varón de 73 años y una mujer de 51, ambos españoles, como presuntos responsables de un delito de estafa y un delito contra la salud pública.

Se trata de un lote etiquetado bajo el nombre de ‘Señorío de Castaño’ – no tiene nada que ver con Bodegas Castaño: hace ya 10 años que trataron de registrar esa marca con el objetivo de generar confusión, un hecho que fue denunciado por Bodegas Castaño en aquel momento.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia (julio 2007) falló a favor de Bodegas Castaño, impidiendo que se volviese a comercializar vino bajo la marca ‘Señorío de Castaño’. Diez años después, han vuelto a vender el mismo vino de ‘Señorío de Castaño’:

  • en mal estado (no apto para el consumo);
  • sabiendo que legalmente no pueden utilizar esa marca;
  • y con evidentes errores en el etiquetado (sin registro del envasador ni del embotellador, sin número de lote, etc.).

Las autoridades continúan con la investigación del caso, y han demostrado tras analizar el vino que no proviene de ninguna bodega de Yecla. Según Ramón Castaño, director técnico de Bodegas Castaño, “esta empresa sigue trabajando muy duro para mantener los estándares de calidad en todos sus procesos, y colaborando con las autoridades para solucionar este incidente lo antes posible”. Los detenidos están acusados de un posible delito de estafa y de un delito contra la salud pública.

MARCA CASTAÑO

El litigio se remonta a 2005, cuando se detectó el intento de registro de la marca ‘Señorío de Castaño’, y en las etiquetas traseras de los vinos se indicaba “vino producido por la familia Castaño”. Se denunció ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), y tras varios procedimientos judiciales, la jurisprudencia falló a favor de Bodegas Castaño.

Según la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el 19 de julio de 2007 (nº de autos 2.537/04), se desestima el recurso contencioso-administrativo interpuesto y se resuelve confirmando la denegación de la inscripción de la marca “Señorío de Castaño”.

La sentencia dictada resuelve la incompatibilidad de las marcas al coincidir el elemento más significativo (el apellido ‘Castaño’) que conlleva el riesgo de confusión o asociación entre ambas. La sentencia, al no presentase recurso de casación en el plazo legalmente establecido, se declaró firme en enero de 2008.